Mitos del dynamic pricing: ¿qué hay de cierto?

Mitos del dynamic pricing: ¿qué hay de cierto?

10/18/2021 - Precios dinámicos

El dynamic pricing es una técnica de optimización de precios cada vez más utilizada por distintos tipos de negocios online, e-Commerce y negocios del sector servicios que pueden adecuar sus precios a cada momento en función de la oferta y la demanda. No obstante, también existen mitos alrededor de esta nueva corriente de pricing que hacen que no siempre goce de buena fama. ¿Qué hay de cierto detrás de los mitos que giran en torno al dynamic pricing?

Mito 1: los precios dinámicos son precios discriminados

Ni mucho menos. Los precios dinámicos son un tipo de estrategia de pricing en la que también tienen encaje los precios discriminados pero no tienen una dependencia exclusiva la una de la otra.

Concretamente, la estrategia de precios discriminados tan solo contempla la posibilidad de ofrecer distintos precios a los usuarios en función de características más estables como su comportamiento online, su procedencia geográfica o su perfil demográfico. Mientras tanto, el dynamic pricing ofrece la posibilidad de modificar los precios en cada momento según las necesidades del negocio, el comportamiento del mercado y las previsiones de ventas.

En este caso, el mito surge de la confusión de ambos conceptos. Sin embargo, no se contraponen entre sí ni se perjudican. De hecho, podríamos decir que el dynamic pricing es precisamente una evolución mucho más fina y científica, que permite a tu negocio ofrecer precios casi personalizados a sus potenciales compradores.

Mito 2: los precios dinámicos pueden perjudicar a mi negocio

Es uno de los miedos más frecuentes a la aplicación del dynamic pricing. ¿Cómo van a reaccionar las ganancias de mi negocio si lo pongo en marcha? Pues bien, lo cierto es que para superar este mito hay un elemento clave que es vital mantener a salvo: los márgenes de beneficio.

Una herramienta de pricing como Reactev permite, precisamente, marcar los límites superior e inferior que no han de rebasar los precios de cada producto para asegurar una ganancia mínima con cada venta. Además, estos pueden ser variables según el momento en que se produzca el reajuste. De esta forma, cualquier negocio o e-Commerce puede poner en marcha técnicas de dynamic pricing con total seguridad. 

Gracias a la naturaleza automatizada y científica del dynamic pricing, tu negocio tiene el total control sobre su propia estrategia, definiendo las normas que rijan la optimización de precios y trazando el camino que han de seguir los indicadores para ejecutar los cambios.

Mito 1: los precios dinámicos son precios discriminados

Mito 3: los precios dinámicos confunden a los usuarios

Algunos responsables de negocio creen que los cambios producidos por los precios dinámicos pueden despistar a los usuarios, llegando a generarles dudas sobre si comprar o no el producto, bien esperando a que su precio sea más bajo, bien por desconfianza en la propia tienda online.

¿Cómo superar este posible escollo? La clave está en informar en todo momento a los consumidores de que los precios del producto o servicio pueden sufrir modificaciones. Al contrario de lo que afirma este mito, los usuarios digitales ya tratan con total naturalidad los cambios de precio en las distintas plataformas de venta. De hecho, cada vez son más los que, incluso, utilizan sus propias herramientas para estar al día de cuándo aparecen nuevas ofertas o bajan los precios de los productos que quieren comprar.

En realidad, los e-Commerce que utilizan precios dinámicos acercan su oferta a sus potenciales clientes gracias al reconocimiento de oportunidades en función de la temporalidad y la previsión de demanda. Es en estos momentos cuando los usuarios ya reconocen perfectamente cuándo es el mejor momento para hacer sus compras al mejor precio y con total seguridad en cuanto a tu tienda.

Mito 4: el dynamic pricing me hace perder el control sobre mi estrategia de precios

El último y, quizás, el mayor mito que gira en torno al dynamic pricing. La variación de los precios en el catálogo hace que muchos marketers y estrategas de pricing crean que esta estrategia les hace perder el control sobre los términos que se aplican.

Sin embargo, la realidad es todo lo contrario. Las estrategias de dynamic pricing permiten al negocio marcar la hoja de ruta para la fluctuación de precios de cada producto, de forma tan individual como necesite, y siempre con la opción de poder hacer grupos que reaccionen a los mismos patrones.

Realmente, gracias a los datos de venta recabados con cada cambio, es posible analizar y concluir cuáles son los precios más ventajosos para el negocio por su traducción en volumen de beneficios, con la garantía de hacerlo tomando como referencia datos verificados. De hecho, con una estrategia de dynamic pricing basada en price intelligence, con unos indicadores de cambio bien definidos, es posible agilizar los procesos de cambios de precios que necesita tu negocio, adaptándolo en todo momento y de forma inmediata a las circunstancias del mercado. De esta forma se maximizan las oportunidades de venta y su rendimiento.

En definitiva, las técnicas de dynamic pricing cuentan con múltiples ventajas en los negocios de venta digitales, permitiéndoles, ante todo, maximizar sus ventas e ingresos netos. ¿Ya has probado una herramienta como Reactev para ponerlo en práctica?

Categoria: Precios dinámicos

Etiquetas: comercio-e, pricing

Compartir esta publicacion:

mariajose.guerrero

Primera solución de dynamic pricing diseñada por y para retailers